19/3/12

Reseña de la tertulia de 18 de marzo 2012. Introducción a la Historia de las Etiquetas Postales Emitidas por las Balanzas Epelsa BF-10C. José María Duchel de Mumbert


Tal y como estaba programado en el ciclo de conferencias y tertulias de la Sociedad Filatélica de Madrid (SOFIMA), el 18 de marzo de 2012 se celebró la tertulia “ Introducción a la Historia de las Etiquetas Postales Emitidas por las Balanzas Epelsa BF-10C” moderada por José María Duchel de Mumbert.
La afición de José María a las etiquetas postales comienza a finales de los años 80 del siglo XX, gracias a Manuel Serrano pionero de este tipo de coleccionismo en España.
Este tipo de etiquetas conocidas popularmente como “rojillas” estuvieron en servicio durante más de 10 años (1981-1994), emitiéndolas más de 100 balanzas diferentes, por lo que el número de etiquetas expendidas tuvo que ser elevado, varios millones o, incluso tal vez, un par de decenas de millones, y sin embargo, han sido relativamente escasas las que se han conservado.
 
El inicio de la historia de las etiquetas postales se enmarca dentro de las políticas que el Correo español acometió en el año 1979 consistentes en una serie de actuaciones cuyo objetivo final era la mejora de sus procedimientos mediante la modernización de sus servicios postales agilizando tanto el tratamiento de la correspondencia, el siguiente año vio el comienzo de la indexación de los envíos normalizados, como la atención a los usuarios cuyo primer hito fue la puesta en servicio de las balanzas franqueadoras FRAMA, modelo SG, hecho que acaeció a finales de ese mismo año.
Tras esa inicial experiencia y continuando con este proceso en el año 1981 fueron adquiridas a la empresa española “Equipos de Pesaje Electrónico, S. A.”, abreviadamente “EPELSA”, hasta un total de 325 máquinas de un nuevo modelo que fue identificado con las siglas BF – 10C, y cuyo desarrollo fue posible gracias a la colaboración del “CDTI” - Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial que aportó 6 MM. de los 8 MM. de pesetas del coste global del proyecto.
La novedad de este modelo respecto al anterior estriba en el hecho de emitirse las etiquetas engomadas separadas del soporte de papel parafinado en que venían embobinadas, con lo que el funcionario solo tenía que pegarla al envío, evitándose de esta manera el engorro de tener que “chupar o mojar” el sello o etiqueta FRAMA para adherirlo a la carta
La historia oficial de las ETIQUETAS EPELSAS BF-10C comienza con la publicación en el Boletín Oficial de Correos de fecha 2 de julio de 1981 de una disposición de la Subdirección General de Correos fechada el día 29 de junio de ese año, concluye con el inicio de su retirada masiva en el año 1992, acción que finaliza ya avanzado el año 1994 con el cese de actividad de las últimas balanzas en funcionamiento.
La puesta en circulación de este modelo de etiqueta postal fue regulada por una disposición de la Subdirección General de Correos de fecha 29 de junio de 1981, publicada en el Boletín Oficial de Comunicaciones del día 2 de julio de ese mismo año.
El tertuliano tras esta introducción y tras contarnos la historia de este tipo de etiquetas nos enseñó la clasificación de estas etiquetas. El primer criterio en el que se basa la clasificación de las etiquetas emitidas por este tipo de balanzas es su amparo legal, a partir del cual se establece su ámbito de y periodo de validez, en base al cual se pueden distinguir los 3 tipos:
1-    Etiquetas ordinarias
2-    Etiquetas conmemorativas
3-    Etiquetas ordinarias- conmemorativas.
 En definitiva una tertulia muy documentada y donde los asistentes, como es habitual en las tertulias pudimos disfrutar de su colección y pudimos resolver las dudas que se nos plantearon, y conocer aspectos como las características de las etiquetas ordinarias, o una propuesta de codificación de las etiquetas ordinarias y otros muchos aspectos.