2/1/13

Julio Verne. Autor José María Puga

votarPara comenzar el nuevo año os presentamos un nuevo artículo de José María Puga, que en esta ocasión nos hablara del famoso escritor Julio Verne.
Muchas gracias José María.
Esperamos que os guste.

JULIO VERNE


Regresemos en el tiempo unos pocos años, hasta 2005. Mientras nosotros celebrábamos el cuarto centenario de la primera edición del Quijote, al otro lado de los Pirineos, nuestros vecinos franceses celebraban el primer centenario de la muerte de Julio Verne, el segundo autor más traducido de todos los tiempos después de  Agatha Christie.

Jules Gabriel Verne  nació en la isla de Feydem en Nantes el 8 de febrero de 1828. Era el mayor de los cinco hijos que tuvo el matrimonio formado por Pierre Verne y Sophie Allotte. Falleció en Amiens el 24 de marzo de 1905.
No parecía ya de niño un chico muy normal. Con sólo 11 años al chaval no se le ocurrió otra cosa que escaparse de casa para colarse de grumete en un mercante que viajaba a India con la única intención de comprar un collar de perlas para su prima Caroline de quien estaba enamorado. No llegó a poder realizar sus pretensiones pues su padre lo rescató del barco a tiempo. Y según cuentan sus historiadores es cuando comenzó a escribir historias, historias de viajes, relatando lugares exóticos sin moverse de su sillón en su casa de Amiens, aderezados por la ciencia ficción fruto de su extraordinaria imaginación, y su genial visión de lo venidero en cuanto a avances tecnológicos.
Recordando sólo sus obras más conocidas, Cinco semanas en globo (1860),  Viaje al centro de la Tierra (1864), De la Tierra a la Luna (1865), Los hijos del capitán Grant (1867). Veinte mil leguas de viaje submarino (1869) La isla misteriosa (1874), La vuelta al mundo en 80 días (1873), Miguel Strogoff (1876)  será su gran legado con el que niños y mayores hemos disfrutado.
La Poste emitió para conmemorar la efeméride una muy bonita hoja bloque compuestas de seis sellos que hacen referencia a seis de sus obras más importantes.
Creo que somos muchos los que tenemos que agradecer a Julio Verne aquellos gratos recuerdos de la niñez leyendo sus narraciones y soñando con aventuras similares, a la vez de que con aquellos primeros libros nos inculcara la afición a la lectura. Muchos hemos aprendidos a leer con Julio Verne.
Se acerca el día 6 de enero. Un día similar cuando yo era niño, los Reyes Magos me trajeron una colección de libros de Julio Verne. Aún los conservo. La mejor videoconsola o móvil no los superará nunca.

Gracias Julio.

José María Puga