2/8/12

La Transfiguración de Rafael. Serie del Vaticano 30/09/1976.

votar
Son muchas las series y los motivos filatélicos dedicados a la pintura y a Rafael pero en esta ocasión voy a centrarme en la serie del Vaticano emitida el 30/09/1976 dedicada a la Transfiguración obra pictórica realizada por Rafael Sanzio. La serie compuesta por 6 sellos que reproduce distintos detalles de la obra de Rafael Sanzio tiene un dentado 13 ¼ por 14. Método de impresión huecograbado. Realizada por IPS ROMA. Tirada 1.350.000 ejemplares

El sello de 30 liras representa a Moisés.

El sello de 40 liras representa a Jesucristo.

El sello de 50 liras representa a Elías.

El sello de 100 liras representa a 2 apóstoles.

El sello de 150 liras representa a los familiares del niño sanado

El sello de 200 liras representa el paisaje de fondo.




El Cardenal Giulio de Médicis encargó a Rafael que realizara la Transfiguración para la Catedral de Narbona, seguramente a finales de 1516. Este encargo origino la rivalidad entre Rafael y Sebastiano del Piombo que logró que se le encargara para la Catedral de Narbona la Resurrección de Lázaro.

La obra fue la ultima que realizó Rafael y no se sabe con exactitud si logro terminarla por completo antes de morir (06/04/1520), algunos investigadores sostienen que  la finalizaron sus ayudantes, basándose en que Vasari comentó que Rafael murió el Viernes Santo de 1520 y se dispuso la pintura aun sin terminar . Otros autores piensan que logro finalizar poco antes de morir

Vasari fue un pintor, arquitecto y escritor del Renacimiento. Pero que pasaría a la historia por escribir en el año 1550 “Las vidas de los mejores pintores, arquitectos y escultores italianos” y que es muy importante para estudiar el Renacimiento.

Sea como fuera la obra quedó retenida en Roma tras su muerte y en la actualidad se encuentra en los Museos Vaticanos, para conocer más datos sobre los Museos del Vaticano y la emisión conmemorativa del V Centenario de los Museos del Vaticano, pincha en este enlace.



El cuadro de Sebastiano si fue a Narbona y en la actualidad está en la National Gallery de Londres.

Además encargaron al taller de Rafael que realizara una copia de esta obra que llego a España en el siglo XVII.

Rafael como novedad introduce dos episodios consecutivos en la narración evangélica, ya que ningún artista anterior a Rafael, lo había unido: combina la Transfiguración de Cristo con el milagro de un chico poseído, para aumentar el dramatismo de la obra.

Esta obra esta influida por las ideas de Nicolás de Cusa, teólogo y filosofo alemán cuya obra se considera una transición entre el pensamiento medieval y el renacentista.

La obra se compone en torno a un triángulo. Una característica del arte renacentista es la utilización de los elementos geométricos (círculos, cuadrados, triángulos, etc) para organizar el espacio. En la pintura normalmente prefieren estructurar las composiciones en torno al triangulo.

En la escena inferior se narra como una madre y su familia llevan a un niño poseído por el demonio, para que los 9 apóstoles le curen, pero los apóstoles no pueden realizar el milagro porque les falta fe.




En la parte superior se encuentra Cristo, representa el momento en que Cristo se eleva acompañado de Moisés y el Profeta Elías, mientras los apóstoles contemplan la escena.



Una luz divina emana de Cristo que ilumina la escena inferior, simbolizando que Cristo podrá curar al niño cuando baje de la montaña y también las futuras capacidades de los apóstoles.


Rafael dirige la atención del espectador hacia Cristo mediante los 2 apóstoles que le señalan y por el gesto del niño y otro apóstol, que extienden sus manos hacia Cristo.

La escena de arriba se organiza en torno a un círculo, que desde la antigüedad simbolizaba la perfección

Rafael simboliza la idea de que la fe, la razón y el amor vencen al mal.

En la zona intermedia, Rafael, sitúa a los 3 apóstoles que subieron con él al Monte Tabor, que aparecen cegados por la luz, y que retroceden asustados por la Transfiguración de Cristo.