18/1/12

Primer día de venta de la primera emisión de sellos del Vaticano


Siempre he pensado que la historia y la filatelia están muy vinculadas y en ocasiones como esta el conocimiento es un valor añadido porque la postal que os muestro es un primer día de venta de la primera emisión de sellos del Vaticano (01-08-1929) como puede apreciarse por la fecha de la postal y por el matasello italiano (01-08-1929). Además de tener la curiosidad de ser una postal reexpedida y circulada de verdad.



El Vaticano como estado moderno nace el 11 de febrero de 1929 con la firma de los Pactos de Letrán, y el 1 de agosto de ese mismo año se emitía los primeros sellos de este país, conocidos como la Serie de la Conciliación.

Todo ello fue fruto de un largo proceso, cuya complejidad seria imposible resumir en unas breves líneas, y no se encuentra entre las aspiraciones de este artículo.


No obstante no se puede desvincular la filatelia de este periodo, del nacimiento del Estado Vaticano, y para comprender su génesis hay que tener en cuenta el contexto histórico, donde será clave el proceso de Reunificación Italiana, que conllevo la disolución de los Estados Pontificios, y los Pactos de Letrán. Y si bien es cierto que el Vaticano se creo en el año 1929 su historia no puede desligarse de los Estados Pontificios, es decir, el germen de este país se encuentra en los denominados Estados Pontificios o Estados de la Iglesia.



Los Estados Pontificios quedan disueltos definitivamente, el 20 de septiembre de 1870 cuando las tropas de Víctor Manuel entran en Roma, quedando anexionados al Reino Unificado de Italia. No obstante este suceso fue fruto de una serie de circunstancias que comienzan unos años antes con el proceso que se ha denominado como la Unificación de Italia, el Resurgimiento o la Reunificación Italiana.

Aunque el Papa continuo manteniendo su poder espiritual, perdió su poder temporal, lo que supuso que los sellos pontificios fueran sustituidos por los italianos, ya que al no ser reconocido como Estado, los antiguos Estados Pontificios dependían del servicio postal italiano, hasta el año 1929 cuando se crea el Estado de la Ciudad del Vaticano, con la firma de los tratados de Letrán.


Carta certificada circulada de Nueva York a Roma. El destinatario es Pío XI. Al dorso presenta varias marcas de salida de Nueva York y una de llegada a Roma (el 15/02/1926).
En el año 1926 se inician las negociaciones entre la Santa Sede y el Gobierno Italiano para resolver la Cuestión Romana. La plasmación de estas negociaciones fueron los Tratados o los Pactos de Letrán. El 11 de febrero de 1929, en el Palacio de Letrán, Benito Mussolini, Jefe de Gobierno Italiano, y el Cardenal Pietro Gasparri, Secretario de Estado y Responsable de las Relaciones Internacionales del Papado firmaron 3 pactos diferentes, conocidos como los Pactos de Letrán.


Al Vaticano, al ser reconocido como Estado independiente, se le otorga el derecho a tener su propio servicio postal, siendo miembro de la UPU desde el 1 de junio de 1929.


Uno de los rasgos más significativos de la filatelia Vaticana es la colaboración de Italia para que pudiera prestar el servicio postal. En este sentido, señalar que el 29 de junio de 1929 se finalizó la primera Convención entre ambos países. Los resultados de dicha convención fueron recogidos en la ordenanza VIII del 30 de julio de dicho año, y que comenzaba a tener valor desde el 1 de agosto, fecha que coincide con la primera emisión del Vaticano. Todo ello posibilito, entre varios aspectos, que los sellos vaticanos fueran realizados en Italia por grabadores y diseñadores que trabajaban para el servicio postal italiano.

El 1 de agosto de 1929 se emitía la primera serie Vaticana, conocida como la serie de la Conciliación. Tuvo una validez postal hasta el 31 de diciembre de 1933. El método de impresión fue el huecograbado. Diseñador E. Federici. Impreso en el Instituto Poligráfico del Estado (Roma). Sin filigrana.Dentado14.


Sobre circulado, por correo certificado,  del Vaticano a Marianao en la provincia de la Habana (Cuba). Va franqueado con los valores de 80 céntimos, 30 céntimos, 25 céntimos y 10 céntimos de la serie de la Conciliación. En el frente presenta varios matasellos del Vaticano (26/10/1929) con la marca “Raccomandata” (Certificado) y la etiqueta del Certificado del Vaticano, y marca de llegada de correo certificado de Marianao. Al dorso presenta varias marcas de transito de Italia, Estados Unidos y Cuba.
Los 7 valores bajos representan el Escudo Pontificio, motivo, que como he señalado con anterioridad, se empleo para los sellos de los Estados Pontificios. El Escudo Pontificio presenta 2 llaves entrecruzadas unidas por un cordón y sobre ellas aparece la Tiara del Pontífice. Estos elementos tienen una simbología bastante precisa:

La simbología de las llaves se encuentra en el Evangelio y representan las llaves que Cristo dio a Pedro. El Evangelio de San Mateo narra que Cristo dijo a Pedro: “A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos, y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedara desatado en los cielos”. Encarna el poder dado por Cristo a Pedro y a sus sucesotes, de esta manera se ha convertido en el símbolo del Papado, y aparecen en los escudos papales.

La que esta situada a la derecha, de oro, representa el poder espiritual y la de la izquierda, la de plata, representa el poder temporal, es decir, el terrenal, del papado. Los paletones miran hacia el cielo (poder espiritual) y las empuñaduras están dirigidas hacia abajo, es decir, en las manos del papa. El cordón que une las 2 empuñaduras indica la unión de los dos poderes.

La Tiara: en heráldica civil existe la tradición de colocar sobre el escudo una prenda para cubrir la cabeza. En la heráldica religiosa se continúa con la misma costumbre, empleándose prendas para cubrir la cabeza de tipo religioso. En los escudos papales se representa la tiara. Al principio era un tipo de birrete pero en el año 1130 aparece la corona como símbolo de los Estados Pontificios. Bonifacio VIII en el año 1301, por su enfrentamiento con Felipe el Hermoso (rey de Francia) agregó una segunda corona como símbolo de la supremacía de la autoridad espiritual sobre la civil. En el año 1342 Bonifacio XII incluye una tercera corona para remarcar la autoridad moral del Papa, sobre los monarcas Civiles. Con el transcurso del tiempo perdió su simbolismo inicial y representa los tres poderes del Papa (orden sagrado, jurisdicción y magisterio).

El resto de los valores representa la efigie de Pío XI. También incluye dos sellos para correo urgente, siendo también los primeros sellos de correo urgente del Vaticano.