17/2/13

Maestros de la Zarzuela. Tomás Bretón y la Verbena de la Paloma.

votar
El 28/04/1982 España comenzaba a emitir una serie, a mi parecer de las más bonitas de los años 80, dedicada a los maestros de la Zarzuela, emitiéndose también en años posteriores.

Esta primera serie esta compuesta por 3 dípticos de los siguientes valores:

Díctico de 3 pesetas: reproduce Fernández Caballero y su obra Gigantes y Cabezudos.

Díctico de 6 pesetas: Amadeo Vives y Maruxa.

Díctico de 8 pesetas: Tomás Bretón y la Verbena de la Paloma.

Hoy quiero hablaros de Tomás Bretón y la Verbena de la Paloma, la verdad que me encanta la música aunque no soy una gran experta y siempre me ha gustado la zarzuela, por eso cuando en Facebook el otro día José Luis López León me etiqueto en una foto de este sello, recordé que el 17/02/1894 en el Teatro Apolo de Madrid, se estrenaba La verbena de la Paloma o El boticario y las chulapas y celos mal reprimidos, cuyo libreto lo escribió Ricardo de la Vega y la música la compuso el celebre Tomás Bretón.

Su nombre hace alusión a las famosas fiestas madrileñas que se celebran el 15 de agosto con motivo de la Virgen de la Paloma.

Describe el Madrid castizo de la época. El eje del sainete es la Verbena, en la que todo ocurre, animada por las chulapas que van a lucir el mantón de manila; por el tendero y el boticario debatiendo sobre el adelanto de las ciencias.

En este marco se crea el drama amoroso entre Julián  que pretende casarse con “la Susana” una modistilla que “hace cara” a Don Hilarión, ayudado por las artes celestinescas de la “tía Antonia”, que es la tía de Susana.Y también entra en juego la “señá Rita” madrina de Julián que trata de calmar a su ahijado.

En este contexto aparece la escena de la bronca entre Julián y Susana que aparece cogida del brazo del Boticario.

Tomás Bretón que era salamantino para poder identificarse con el Madrid tan bien descrito por Ricardo de la Vega, visito el ambiente madrileño visitando las calles, los cafetines cantantes y las tabernas que tuvieran más relación con la obra.

El primer reparto en los principales papeles fue:

Don Hilarión: Manolo Rodríguez.

Julián: Emilio Mesejo

Susana: Luisa Campos

Casta: Irene Alba

Antonia: Pilar Vidal

La Señá Rita: Leocadia Alba

Tabernero: José Mesejo

Don Sebastián: Melchor Ramiro.

Se comenta que la noche del estreno, en el momento en que se iniciaba el preludio, Tomás Bretón que dirigía la orquesta, le dijo al primer violín:

“Me parece que esta vez me he equivocado”.

Frase que se hizo famosa y dio lugar a varios chascarrillos.