6/6/12

¿Que son los sellos de Valor Variable? I Parte.

votar
En la segunda mitad del siglo XX aparece una nueva modalidad de franqueo, conocida popularmente con diversas denominaciones como estampillas, pegatinas, etiquetas, aunque internacionalmente se ha generalizado la denominación de ATM`S (siglas de la palabra alemana autenmarken) y en España se suele emplear también el término de sellos de valor variable (SVV): sellos porque es un sistema de franqueo y variable porque un mismo modelo puede presentar varios valores faciales, ya que se van ajustando a cualquier tarifa, pues son emitidos por máquinas expendedoras automáticas, o en las oficinas de correos en balanzas que imprimen sobre la etiqueta los datos de la emisión y el importe exacto de la tarifa según el peso de la carta. Esta última característica originó que se difundiera por varios países al agilizar el envío de cartas.
En este sentido cabe mencionar que en las últimas décadas este sistema de franqueo ha tenido una gran aceptación por parte de un gran número de administraciones mundiales tales como el Vaticano, Francia, Israel, Grecia, Australia, etc.


Siendo una de las facetas de la historia postal y de la filatelia moderna que ha tenido mayor difusión, pero también una de las más desconocidas, por eso este artículo pretende dar a conocer algunas de las particularidades de este tipo de franqueo en España, más concretamente las características de los sellos de valor variable de impresión térmica (epelsas y mobbas) que son las más comunes.
En España en el año 1979, en la oficina de correos de Cibeles (Madrid) se instalaron 3 máquinas (framas SG15) aunque muchos consideran que es un precedente ya que su uso fue muy limitado.
En el año 1981 Correos anunció la aparición de nuevas etiquetas franqueadoras, consideradas por muchos coleccionistas como el primer ejemplo de sellos de valor variable español. Iniciándose en España un nuevo sistema de franqueo, con un largo periodo de vigencia, ya que actualmente se continua usando, puesto que aunque se haya retirado de muchas oficinas postales, todavía se dispensa en las oficinas auxiliares y en las máquinas de distribución automática, siendo un sistema de franqueo totalmente legal, aunque en España su uso haya sido relegado por otros nuevos sistemas de franqueo.Pincha para conocer más datos de las primeras emisiones españolas

1.1  Clasificación de los sellos de valor variable.
Establecer unos criterios de clasificación en unas breves líneas es complicado por el gran número de variantes que existen, pero es necesario tener en cuenta una serie de pautas, que pueden ser útiles a la hora de organizar una colección de SVV.
Una primera clasificación puede atender a las condiciones de uso del signo de franqueo, dividiéndose en dos tipos:

1-     -sellos para uso inmediato: como su propio nombre indica, se caracteriza porque su uso y su caducidad es inmediata. Nos informa sobre la oficina o equipo de emisión y en ocasiones puede aparecer el remitente. Al incluir la fecha no es necesario que se le mataselle. Aunque en ocasiones se matasellan
2-     Sellos con validez indefinida que al no presentar la fecha como los anteriores, tienen que ser matasellados.
Otro criterio de clasificación se establece en función del fabricante de la máquina expendedora.
-         Framas
-         Klüssendorf
-         Epelsas
-         Mobbas
Y por último se pueden clasificar atendiendo al tipo de adhesivo empleado:

v     Engomados de tipo no autoadhesivo:

Frama SG15
Frama SR660
Klüssendorf

v     Autoadhesivos: se pueden establecer varios tipos en función del tipo de impresión (por tinta, térmica.), la impresora o distribuidor empleado y el papel soporte.

Para no extendernos demasiado haremos referencia a los de impresión térmica, ya que los modelos emitidos, son los más comunes y los más fáciles de lograr en España, y todavía se continúan emitiendo en las balanzas de las oficinas auxiliares y en las dispensadores automáticos.
Como su propio nombre indica el método de impresión empleado es el térmico. Se emplea un  papel especial que al contactar con el cabezal de impresión, origina una termo reacción que imprime el valor del sello. En España se han empleado dos tipos de balanzas que se conocen por el nombre del fabricante:

Las mobba que con la aparición del euro fueron sustituidas porque no pudieron configurarse según las exigencias que imponía el cambio de moneda. Normalmente emplea 4 dígitos aunque hay algunas 5.
Las epelsas: son las que se emplean en la actualidad. Podemos encontrar en algunos modelos ejemplares tanto en pesetas como en euros. Este tipo de balanzas ha ido cambiando el número de dígitos y su posición dentro del sello:
4 Dígitos anchos y estrechos. Con o sin asterisco de seguridad
5 Dígitos anchos y estrechos

6 Dígitos anchos y estrechos.
También hay que tener en cuenta los SVV dispensados por los distribuidores automáticos (LF) que mediante la inserción de monedas expenden SVV. Se diferencian de las balanzas de correos básicamente en dos aspectos:

Se programan con los valores faciales de las tarifas anuales por lo que no dispensan otras tarifas
El número de matrícula o de máquina es más pequeña y consta de cinco números.
Te recomiendo la página del Club Cece para conocer más datos de este mundo