17/9/12

Reseña Conferencia 16/09/2012. José María Sempere. “El origen del franqueo de las cartas en España”.

votar
Tal y como estaba previsto el domingo 16/09/2012 tuvo lugar la inauguración de las actividades de la Sociedad Filatélica de Madrid (SOFIMA) durante el curso 2012-2013. En concreto tuvo lugar la primera conferencia de este nuevo curso con la conferencia impartida por José María Sempere, miembro numerario de la academia hispánica de filatelia, sobre “El origen del franqueo de las cartas en España”.
 
José Pedro Gómez Agüero, vicepresidente de SOFIMA, presentando al conferenciante.

El conferenciante comenzó hablando de las Primeras organizaciones postales españolas, realizando una revisión del correo español. Para José María Sempere, el correo moderno es fruto de una evolución de varios sistemas de correspondencias y no puede hablarse solo de uno. Diferenció entre correos públicos y privados.

En los correos públicos destaco el Correo Real, puedes consultar la reseña de la conferencia sobre el Correo Real pinchando aquí. En España la primera referencia que tenemos es del año 844 con una misiva de Carlos el Calvo, pero no puede hablarse de un correo organizado hasta el año 1283 cuando Pedro II nos habla de una organización del correo y dicta una serie de normas para los servicios municipales de correos y de las Veguerías. En 1518 Carlos I de España  otorga el monopolio a la familia Tassis.

Entre los correos privados destaco el de los Gremios, señalando que lo denominaba así porque en Europa se habla de un correo de gremios, como el correo del gremio de carniceros de Hamburgo, pero que en España en realidad no puede hablarse de un correo de gremios.

También hablo del correo de monasterios que era un correo muy reducido. Hablo de la misiva del año 1046 en Ripoll cuando muere el abad Oliva, se manda una comunicación de su muerte.

En Europa se habla de un correo de universidades, sin embargo en España no se conoce ningún caso, pero es de suponer que ciudades como Salamanca con universidades importantes si pudieran tener este tipo de correos.

En España en el siglo XVIII se centraliza y se crea una normativa especial.

Correo Real: los documentos se llamaban “Valla” porque se decía valla a tal sitio y se va firmando las distintas entregas de las correspondencias.

Correos municipios y otras administraciones públicas: el correo real era el más organizado, los otros eran más caros, por eso para la correspondencia menor se usaba el sistema del correo real. Para ello en Madrid habilitaron un buzón donde se depositaban las cartas que se enviaban cuando salía el correo real. La tasa para este servicio era de medio real, los ingresos iban a los correos y para el correo real se le daba la décima del viaje.

Correo Particulares:

La Capilla Marcus es la sede más antigua de España de la cofradía de correos.

La correspondencia de los monasterios se llamaba Rotula o rollo, porque era un pergamino que se enviaba a un monasterio que añadía texto y se lo enviaba a otro monasterio, cuando el documento era largo se volvía al revés y al final se escribía.

Correos de los Gremios:

El de Barcelona (1347) es el más importante.

Escarcella: el más importante era la correspondencia mantenida entre Barcelona y Brujas.

Pero había otros mercaderes españoles como Burgos que mantenía correspondencia con Holanda.

Estafetas: en un principio el termino estafeta hace referencia al señor que transportaba la correspondencia aunque luego el nombre derivo a la oficina. Este término dio lugar a un interesente debate del uso de un mismo término para distintos conceptos.

Se produce un cambio fundamental no sale el correo hasta el destino sino que el correo se entrega en la siguiente posta que sale, por lo que la entrega es más rápida.

El servicio público de correos:

En el año 1717 se centraliza todo y aparece primeras tarifas y se crea marcas postales. Para Sempere no se puede hablar de franqueo antes. Se produce un cambio, antes las tarifas iban destinadas a contratar a una persona, pero ahora se contrata un servicio.

Franqueo de la correspondencia:

Distinto símbolos para cartas franqueadas como marca franco, las aspas cruzadas, etc.

Franqueo ordinario: en el siglo XVIII aparecen marcas manuscritas.

En el año 1715 se firma un convenio entre el correo catalán y Perpigñan para enviar las cartas sin cargos y solo se cobra a los países del norte de Europa.

En Cádiz los comerciantes recibían un correo a la semana que se retrasaba por eso en el año 1754 se establece un correo extraordinario que salía el martes de Madrid para llegar el viernes, los madrileños deciden usar esta vía y se establece franqueo previo y en Cádiz se pagaba el porte ordinario.

En el siglo XIX se emplean marcas manuscritas porque algunas administraciones no disponen de marca de cuños.

En el siglo XIX se imponen las marcas de cuños.

Correo certificado: primera carta certificada que se conoce con un servicio centralizado es de 2/10/1717 pero tiene porteo de 12 maravedíes por lo que la carta era franca en el derecho del certificado pero no en los derechos del porteo.

Periódicos en el siglo XVIII aparecen las primeras marcas en Madrid, pero en el siglo XIX se amplían a distintas poblaciones españolas.

Correo extranjero: franqueo pagado hasta la frontera. Marcas de pagado hasta la raya se conoce en Madrid y en  Zaragoza. Marcas PP hay que tener cuidado porque hay otras marcas PP que significa porte periódicos.

Canarias gozaba de franquicia para la correspondencia interior en la isla.